El estrés daña tu piel, te decimos por qué

La fecha límite para entregar un trabajo en la escuela, la presión por terminar un proyecto, la sensación al ver que la persona que te gusta te está mirando… Piensa en todas esas cosas estresantes que te ocurren a diario y a continuación dale un vistazo a tu piel, ¿cómo luce?

El estrés genera todo tipo de efectos en el cuerpo: el corazón se acelera, la respiración también, los músculos se tensan y cada una de las células de nuestra piel lo resienten.

La piel y el cerebro

La piel se encarga de proteger a cada uno de los otros órganos de lesiones, infecciones, del calor, del frío, de todo tipo de toxinas y contaminantes que se encuentran en el ambiente mediante las glándulas sudoríparas, los vasos sanguíneos y las terminales nerviosas que la componen.

Cada una de esas partes está en contacto directo con el cerebro, el cual ante ciertas situaciones complicadas libera diferentes hormonas como el cortisol, que influye en la salud, la apariencia de la piel y puede generar o empeorar todo tipo de problemas en ella como:

  • Barros, granitos y puntos negros.
  • Calvicie de tipo Alopecia areata.
  • Dermatitis o inflamación.
  • Comezón, irritación y enrojecimiento.
  • Herpes.
  • Descamación.
  • Verrugas.
  • Vitiligo.

Disminuye el estrés y mejora la salud de la piel

¿Cómo podemos reducir el estrés en nuestro día a día? Sencillo, la manera de hacerlo es procurar estar relajados, pero antes de que pienses en lo obvio que suena y como sabemos que eso no ocurre por arte de magia, te damos algunas técnicas para disminuir esa tensión y angustia que pueden acumularse y hacer estragos en tu cutis.

  • Siéntate en un lugar tranquilo, cierra los ojos y respira profundamente.
  • Realiza tu deporte o ejercicio favorito regularmente.
  • Considera la meditación, el tai chi, el yoga o cualquier método que incluya estrategias de movimiento, respiración y relajación.
  • Sal con tus amigos, habla con tus compañeros, tu familia o pareja con frecuencia.

Tener un nivel bajo de estrés se suma a otros factores para mantener una piel en perfectas condiciones como mantener una alimentación equilibrada, dormir lo suficiente cada noche, tomar agua todos los días y utilizar protector solar.

¡Asegúrate de seguir estos cuidados, mantener la tensión al mínimo y disfruta de una piel sana y hermosa cada día!

 

 

Fuentes: 1) Harvard Health Publishing, Conociendo la conexión mente-piel, Reloj de la salud de las mujeres de Harvard, Harvard Medical School, Estados Unidos, 2006. 2) Harvard Health Publishing, Entendiendo la respuesta al estrés, Harvard Medical School, Estados Unidos, 2018. 3) Harvard Health Publishing, Tomar medidas para prevenir o revertir los problemas de salud relacionados con el estrés, Carta de la salud de Harvard, Harvard Medical School, Estados Unidos, 2017. 4) WebMD, La conexión mente-piel, Estados Unidos, 2017. 

Share