Los dispositivos dañan tu piel, ¿cómo te afecta la luz azul?

¿Cuántas horas pasas al día frente a tu celular, computadora, tableta o televisor? Durante los últimos años hemos oído hasta el cansancio sobre todos los problemas que el uso excesivo de los dispositivos móviles causa en nuestra salud: desde los músculos, hasta los ojos e incluso a la mente, pero, ¿sabías que también influyen en la piel?

¿Qué es la luz azul?

Existen distintos tipos de luz a los cuales estamos expuestos todos los días; sin embargo, nuestros hábitos tecnológicos han aumentado especialmente nuestra exposición a un tipo de onda llamado “luz azul”, la cual emiten todos y cada uno de los dispositivos que utilizamos día y noche.

Eso no quiere decir que anteriormente no recibiéramos esos rayos; de hecho el sol, nuestra principal fuente de energía y luz desde tiempos inmemoriales, se ha encargado de darnos cierta dosis, pero los teléfonos celulares, lap tops, computadoras de escritorio, tablets y televisores inteligentes, nos proporcionan una mayor cantidad de ella.

El lado bueno de la luz azul

Durante el día, recibir pequeñas cantidades de luz azul nos ayudan de distinta forma a llevar a cabo nuestras actividades diarias, ya que aumenta la atención, la capacidad de reacción e incluso puede influir positivamente en nuestro estado de ánimo, pero en exceso podría tener diferentes efectos negativos.

¿Qué problemas trae la luz azul a tu piel?

De acuerdo con un estudio realizado por la Asociación de Internet MX en 2016, los mexicanos pasamos 8 horas diarias conectados a la red mediante diferentes dispositivos, ocho horas siendo bombardeados por millones de ondas de luz azul que influyen en nuestra piel.

La hiperpigmentación del cutis es uno de los problemas que esa luz puede provocarnos, especialmente en la frente y alrededor de los ojos; también tiene efectos en el envejecimiento que se traduce en arrugas y líneas de expresión prematuras.

También afecta tu sueño

Además, el uso de aparatos que irradian luz azul durante la noche tiene un efecto directo en la melatonina, hormona que regula el ciclo de sueño, lo cual afecta por completo la regeneración de los tejidos y evitará que tu piel sienta los efectos reparadores de un buen descanso.

Así que ahora tienes una razón más para alejar el celular de tu rostro y tratar de pasar menos horas frente a la computadora. Tal vez no veas sus efectos el día de hoy, pero créenos que mañana tu piel te lo agradecerá.

 

 

 

Fuentes: 1) Harvard Health Publishing, La luz azul tiene un lado oscuro, Carta de salud de Harvard, Harvard Medical School, Estados Unidos, 2018. 2) Wills Kate, Apaga las luces: ¿el resplandor de tu computadora está envejeciendo tu piel?, The Guardian, Reino Unido, 2017. 3) Harvard Health Publishing, Usar estas luces en la noche puede dañar tu salud, Healthbeat, Harvard Medical School, Estados Unidos. 4) Velasco Alba, Mexicanos pasan 8 horas… ¿trabajando? No, en internet, El Financiero, México, 2017.

Share