¿Qué es el acné?

El acné es una afección crónica de la piel, frecuente en la adolescencia, debido a los diferentes cambios hormonales propios de esta etapa, tanto en hombres como en mujeres, sin importar clase social y que sin embargo puede presentarse a cualquier edad, incluso hacia los 30 o 40 años.

Asimismo, este padecimiento cutáneo se caracteriza por la presencia de lesiones, que inician como comedones, conocidos también como espinillas y originan erupciones o granos y abscesos, principalmente en la piel de la cara, hombros, espalda y pecho.

¿Sabías que en la actualidad es el motivo más frecuente por el que los adolescentes consultan al dermatólogo, sobre todo, alrededor de los 15 años de edad?

¿Qué causa el acné?

Se presenta cuando se tapan los orificios en la superficie de la piel llamados poros, en cada uno de los cuales hay una abertura hacia un folículo que a su vez contiene una glándula sebácea, que ayuda a lubricar la piel y a eliminar las viejas células cutáneas.

No obstante, cuando estas glándulas producen demasiada grasa, los poros pueden resultar obstruidos y acumular suciedad, bacterias o células inflamatorias, lo que resulta en la formación de una especie de tapón, en cuya parte superior puede aparecer una punta blanca o con un punto negro.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los principales síntomas de acné son la presencia de lesiones en la piel en forma de comedones, erupciones en la piel (granos), que suelen presentarse con enrojecimiento alrededor e incluso en grupos formando costras, pústulas (pequeños sacos llenos de líquido o cicatrizadas o con costras). Asimismo, estas lesiones pueden presentarse de forma leve, moderada y severa.

Tratamiento para el acné

Este trastorno cutáneo puede ser controlado si se lleva el tratamiento adecuado, el cual puede basarse en la administración de medicamentos orales y de uso tópico, sumando algunos cambios en la rutina de higiene personal, para mantener una piel limpia y sin grasa acumulada.

Asepxia® es una línea de productos especialmente desarrollada para el tratamiento de acné leve y moderado, que además por la variedad de sus productos puedes incluirlos como parte de tu ritual diario de arreglo personal mientras te ayudan a controlar el acné.

Te recomendamos consultar al dermatólogo, en casos severos, para que al considerar la gravedad de la afección, tipo de piel y causa del acné te indique el tratamiento y medidas a seguir.

Share