¿Qué tan limpia debe estar mi piel?

Después de un día lleno de actividades en la escuela, en casa o en la calle, es imposible evitar que nuestra piel termine con algunos rastros de bacterias, maquillaje, aceite o mugre. Ante ello, nuestro cutis requiere cuidados adecuados que implican una buena limpieza, pero hay algo que necesitas saber: jamás podrás retirar absolutamente todo lo que se acumuló.

Esto quiere decir que nuestra piel mantendrá una cierta carga de bacterias que se encuentran inevitablemente en el ambiente, además de un poco de sebo y aceite que el cutis expide naturalmente, y que en realidad ayudará a mantenerlo sano. Claro que eso no significa que debamos dejar que se junten grandes capas en él, sino que debemos tener un método adecuado de limpieza.

Un poco de bacterias no está mal

Algunas personas creen que si mantenemos la piel libre de cualquier rastro de bacterias ésta se mantendrá en perfectas condiciones, pero el uso exagerado de limpiadores antibacteriales más bien ocasiona un efecto indeseable: microbios mucho más resistentes.

Así que una que otra bacteria realmente no causará tanto daño como crees en tu piel, pero es de suma importancia que tomes ciertas precauciones para que éstas no se acumulen, y puedas lucir un cutis perfectamente sano y espectacular.

La limpieza no es la misma para todos

Cada persona tiene un tipo de piel diferente, aunque por lo general sus características encajan en 4 tipos: seca, grasa, sensible o mixta. De esto dependerá el tipo de productos que utilices en ella, incluyendo el jabón que necesites aplicar, ya que cada una requiere combatir diferentes condiciones.

Limpiar la piel, pero jamás al extremo

Otra cosa que debes tomar en cuenta es que debes ser ultra gentil con tu piel, con cada centímetro de ella: utilizar agua tibia, lavarla suavemente y no hacer uso de estropajos, cepillos o esponjas, especialmente en tu cara; ya que podrías lastimarla.

Es verdad que una piel limpia es una piel sana, pero eso no implica que debas lavarla mil veces al día o que necesites tallarla con todas tus fuerzas. Recuerda esto la próxima vez que la limpies, y así la mantendrás en perfectas condiciones.

 

Fuentes: 1) Harvard Health Publishing, How clean should your skin be?, Harvard Medical School, Estados Unidos, 2017. 2) Gotlhokwang Angoma-Mzini, How clean dos your skin really need to be?, WomensHealth, Estados Unidos, 2019.

Share