Todo lo que la vitamina C puede hacer por tu rostro

La vitamina C es una de las vitaminas más conocidas y citadas, especialmente para ayudar al sistema inmunológico y protegernos contra el resfriado y la gripa, pero ¿sabías que también tiene enormes beneficios en la salud del rostro?

Efectos de la vitamina C en la piel

Antioxidante: También conocida como ácido ascórbico, la vitamina C es un nutriente soluble en agua que se encuentra en ciertos alimentos. En la piel, actúa como antioxidante ayudando a proteger las células contra los daños causados por los radicales libres.

Reafirmante: la vitamina C ayuda a la producción de colágeno y elastina, proteínas necesarias para mantener la firmeza y elasticidad en el rostro, reduce los daños de la piel producidos por el sol y favorece la eliminación de manchas.

Apoyo para piel sensible: En las personas que tienen la piel sensible ayuda a minimizar la irritación y hace más efectiva la absorción de cremas y tratamientos específicos sobre el cutis.

Exfoliante: Este componente también cuenta con elementos exfoliantes, lo cual contribuye a la eliminación de las impurezas, la suciedad, la grasa y las células muertas que acumulamos a diario en la cara.

¿Dónde la podemos encontrar?

Hay muchas formas de incorporar la vitamina C en el rostro, pero una de las más recomendables y efectivas es a través de la alimentación mediante alimentos como:

  • Frutas: naranja, limón, toronja, mandarina, kiwi, fresa, melón.
  • Verduras: pimiento rojo y verde, brócoli, papa, tomates.

Recuerda que la mejor forma de obtener vitamina C mediante la alimentación, al igual que con otros nutrientes, es a través de los productos crudos.

¡Aprovecha los beneficios que la vitamina C puede darte y disfruta de un rostro fresco, hermoso y radiante todos los días!

 

 

 

Fuentes: 1) National Institute of Health, Vitamina C, Hoja informativa para consumidores,
febrero 17, 2016. 2) Liz Brown y Jack Challem, Vitaminas y minerales esenciales para la salud,
Ediciones Nowtilus, pág. 13. 

Share