Duerme bien y luce una piel libre de imperfecciones

De acuerdo con los especialistas la capacidad de renovación celular de la piel y en general de todo el organismo, es dos veces más rápida por la noche que durante el día. Por esta razón el descanso nocturno adecuado es muy importante para que la piel se recupere de los efectos del sol, contaminación, estrés y diferentes agentes que pueden afectar su salud y apariencia.

Si no duermes bien se nota en tu piel y más aún en la de tu rostro, mostrando signos de cansancio como las ojeras, marcadas líneas de expresión, cutis gris y falta de vitalidad en general.

Por ello es muy importante que procures un descanso nocturno adecuado, así como mantener una rutina de limpieza de tu cara previa al ir a la cama para conservar una piel sana y libre de afecciones.

  • Desmaquíllate, pues los residuos de maquillaje, sobre todo aquellos que no contienen ingredientes de grado farmacéutico, pueden acumularse y tapar los poros de tu piel provocando comedones y barros.
  • Lava tu cara con Asepxia® Jabones, que cuenta con una amplia gama con diferentes beneficios para tu piel.
  • Exfolia tu piel por la noche con Asepxia® Jabón Exfoliante, pues este proceso ayuda a la reparación cutánea de los efectos sufridos durante el día debidos a la exposición al sol y otros agentes.
  • Usa una adecuada crema nocturna, ya que por las noches, la piel es más receptiva y puede aprovechar mejor los beneficios de un tratamiento.
  • Tonifica la piel de tu rostro mediante pequeños golpecitos, con las yemas de tus dedos, formando círculos.
  • Usa una almohada limpia y cómoda, pues tu rutina de limpieza resultaría inútil si descansas tu rostro sobre una superficie sucia y grasosa.
  • Evita tomar bebidas de cola, alcohólicas, con cafeína y energéticas porque provocan estimulación neurológica y se te dificultará conciliar el sueño, además que resecan la piel.

Complementa esta rutina diaria con una alimentación equilibrada, ejercicio y tomando ocho vasos de agua, diariamente.

Share